Sangrado de encías en perros.

Mi perro Sangra por la boca. Posibles causas.

Cuando nuestro perro sangra por la boca la primera reacción lógica es alarmarse y preocuparse. En éste articulo vamos a explicarte cuales son las posibles causas, ya que la sangre puede proceder de diferentes partes del cuerpo, las cuales explicaremos a continuación.

Si el sangrado es constante y presenta otros síntomas, es importante acudir al veterinario.

Si nuestro perro sangra por la boca, la procedencia puede ser de los pulmones, el esófago, el sistema digestivo o de la boca. Es importante fijarse en la cantidad de sangre y si está oscurecida o fresca.

Si la hemorragia es crónica, el animal puede presentar otros síntomas como dificultades al respirar, falta de apetito o anemia. Si presenta alguno de estos síntomas debemos acudir al veterinario ya que un sangrado constante pone en peligro la vida del perro y requiere de tratamiento e incluso transfusiones.

Las causas más comunes son el sangrado bucal, a veces ocasionada por una herida en la lengua o encías. Otra causa del sangrado bucal pueden ser las enfermedades dentales o en las encías, las cuales detectaremos por placa y sarro, halitosis, encías retraídas. Ésta situación requiere de asistencia veterinaria ya que puede causar la perdida de piezas dentales.

La sangre también puede proceder del aparato respiratorio el cual se da en procesos infecciosos, tumores o pólipos, si las mucosas se ven dañadas puede originar heridas que también pueden producirse al estornudar o toser. Éste sangrado suele ser de menos intensidad, pero hay que acudir al veterinario para determinar las causas y tratarlo.

Sangre debido a causas gastrointestinales. Si la sangre se manifiesta en forma de vómito o regurgitación lo más probable es que sea originado por daños en el sistema digestivo. Las causas de éste vomito pueden ser por infección, tumores, o por cuerpos extraños en el estomago, aunque también se puede dar éste tipo de sangrado por intoxicación o ulceras gastrointestinales.

A parte de estas causas, también se puede deber a traumatismos o hemorragias internas causadas por un golpe, coagulopatías (enfermedades que afectan a la coagulación de la sangre) también pueden ser una causa.

En cualquier caso, si tu perro sangra por la boca, ya sea ligeramente o de forma abundante, o además viene acompañado de sangrado anal, recomendamos acudir al veterinario lo antes posible.